Representantes del Estado y sociedad civil se reúnen para discutir sobre la situación de las niñas y adolescentes indígenas víctimas o en riesgo de violencia sexual.

El viernes 23 de noviembre se llevó a cabo la Mesa de Trabajo: “Derecho a una vida libre de violencia de las niñas y adolescentes indígenas: Acceso a una justicia intercultural”, co-organizada por la Comisión Investigadora de Abusos Sexuales contra Menores de edad en Organizaciones y la Comisión de Mujer y Familia, presididas por los congresistas Alberto de Belaunde y Tania Pariona, respectivamente.

También asistieron, como invitados, el congresista Hernando Cevallos Flores, representante de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afro-peruanos, Ambiente y Ecología, y la congresista Indira Huilca. Ambos informaron sobre las acciones que han realizado frente a las denuncias de casos de violencia sexual en las provincias de Condorcanqui y Bagua, en Amazonas,

 

Por su parte, la adjunta del Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas de la Defensoría del Pueblo presentó los principales hallazgos del informe “Condiciones para garantizar el derecho a la educación, la salud y una vida libre de violencia de las niñas y adolescentes indígenas”; así como las recomendaciones a los diferentes sectores para superar la situación de vulneración de derechos en las comunidades rurales de las regiones Amazonas, Huancavelica, Puno, Junín, Lima y Loreto.

 

En ese sentido, diversos sectores mostraron los avances que vienen obteniendo sobre el tema. Asistieron representantes del MIMP, MINEDU, MINSA, MININTER, MIDIS, MINCUL y el director de la UGEL – Condorcanqui.

 

Asimismo, mujeres representantes de organizaciones de la sociedad civil  dieron a conocer la situación de violencia que enfrentan las niñas y adolescentes rurales e indígenas en el país; así como sus esfuerzos para hacer frente a la impunidad y prevenir nuevos casos. Participaron representantes de ONAMIAP, Iberoamericana de Mujeres- Región Junín, Asociación de Madres Tamar y Flora Tristán. Esta última se refirió a la investigación “Invisibles entre sus árboles”, publicada en 2005, dando cuenta de cómo sus recomendaciones para enfrentar la violencia aún son vigentes, después de más de 10 años.

 

Las representantes de ONAMIAP y de Iberoamericana de Mujeres-Región Junín alertaron de las deficiencias del sistema de justicia y de la ausencia de autoridades en sus zonas, así como de la necesidad de que el Estado incluya un enfoque intercultural en sus políticas. Del mismo modo, la vocera de la Asociación de Madres Tamar, organización que agrupa a familiares de víctimas de abuso sexual de Huánuco, exhortó al Estado a preocuparse por el acompañamiento a las agraviadas en su recuperación y no abandonarlas una vez que concluyan los procesos judiciales: “El violador se va a la cárcel pero ¿quién se preocupa por la víctima?”, señaló.

 

Las adolescentes del Programa ¡Yo también tengo algo que decir! expresaron la necesidad de contar con una educación en igualdad y que incorpore la educación sexual en la currícula escolar.

Finalmente acordaron seguir trabajando sobre el tema en coordinación con entidades y organizaciones involucradas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.comisionabusos.com

Subir ↑